Guionista

Angel E. Pariente

Su primer trabajo como guionista fue una cuña de radio para Autorepuestos Guzmán, Río Hondo, Zacapa. Su primer trabajo como educador fue como profesor del Colegio Español de Guatemala. Desde entonces, 30 años de experiencia como guionista en cine, televisión y publicidad. Angel ha trabajado como guionista en todos lo géneros imaginables; desde la escritura de un guión de largometrajes de animación, hasta teletiendas o el diseño de atracciones para museos y parques temáticos. Como profesor, ha enseñado o dado conferencias en universidades como la Complutense de Madrid o la Universidad de Haifa. Y en todos los casos, con una fe sin condiciones en el talento chapín.

¿Por qué te interesa la educación?

Imagina que te ofrecen una caja cerrada. E inmediatamente después, te ofrecen mil dólares por NO abrirla. ¿Abrirías la caja o te quedarías con el dinero? Para ayudarte a decidir, la oferta ahora asciende a diez mil dólares por no abrir la caja y nunca descubrir qué hay en su interior. ¿Aún tienes dudas? Un millón de dólares por no abrir la caja. ¿Por qué dudamos? Por la curiosidad. La curiosidad es el motor más poderoso de las acciones humanas. Por encima de la codicia y el mismo deseo sexual. La educación, para mi, es el contenido de esa caja cerrada. O en otras palabras, cómo cabalgar el dragón furioso de la curiosidad humana.

¿Qué esperas de estos cursos?

Un puñado de proyectos que en los próximos cinco años se transformarán en producciones en forma de largometrajes y series. Y todos esos proyectos serán una pieza distintiva, inigualable e inequívoca de la Marca Guatemala.

¿Cuál es tu relación con el cine y el audiovisual latinoamericano?
Una relación siempre en segundo plano. Yo arranqué ni carrera y mi forma de ver la vida en Guatemala, de manera que siempre he visto a cualquier latino como a un hermano. Como lector y analista de guiones en Tornasol Films, tuve la oportunidad de trabajar con una buena cantidad de directores americanos (cubanos y argentinos fundamentalmente). Pero de lo que me siento más orgulloso es de mi papel como profesor en la Universidad Complutense. Algunos de los que fueron mis alumnos allá, hoy son guionistas o productores de éxito en Colombia o Chile. Amo América. Y todo lo que pueda hacer por contribuir a su desarrollo, lo haré.

“Una imagen vale más que mil palabras son siete palabras”

ANGEL E. PARIENTE